08/08/2018 AdministradorCEC_Des

Haciendo de tus fracasos, un éxito.

Por Mariano

El día de hoy, me encontré con cita de Daniel Ek (Cofundador y CEO de Spotify) que inmediatamente me motivó a escribir este artículo:

“Nuestro objetivo es equivocarnos antes que nadie.”

Para la mayoría esto podrá parecer una atrocidad, porque el director de una de las empresas más exitosas de los últimos años promovería una cultura que a simple vista parece mediocre; ¡Equivócate!, grita Daniel a sus más de 2,000 empleados. Sin embargo, si quieres que tu empresa sea tan ágil e innovadora como el gigante de la música, deberías estar haciendo lo mismo.

Las personas son creativas por naturaleza, todos nacemos siendo artistas, pintamos, rayamos, ensuciamos y decimos todo lo que se nos viene a la mente hasta que llegamos a una edad en la que entendemos que la sociedad no valora tanto nuestro “arte”. Lo cual nos repiten una y otra vez nuestros padres, nuestros maestros y, finalmente, nuestros jefes.

En muy pocas empresas se aprecia una cultura que promueva la creatividad de sus empleados y esto pasa por una simple razón: el miedo. Miedo a intentar algo nuevo y equivocarte, afrontando un castigo por haber actuado “fuera de las políticas”.

Por lo que sugiero, como Daniel Ek, que adoptes una cultura que tenga miedo a los fracasos; que al contrario los celebre y aprenda de ellos.

El Salón de los Fracasos.

La primera herramienta que quiero presentarles es bastante simple, sin embargo, muy efectiva y fácil de implementar en cualquier equipo.

El Salón de los Fracasos es simplemente un espacio dentro del área de trabajo de equipo (una pared, un pizarrón, una pantalla, etc.) donde cada miembro del equipo pueda colocar, mes con mes, los errores que ha cometido. Si se está trabajando con un espacio físico (lo cual recomiendo ampliamente) se deberá utilizar una nota adhesiva por error cometido; no importa que tan simples sean los errores, lo importa es dejar en claro para todo el equipo que:

  • No se va a castigar a nadie por haberse equivocado.
  • Debemos reconocer los errores, como equipo, cuanto antes para tratar de hacer lo necesario para raparlos.
  • Se aprende de los errores.
  • ¿Quieres implementar esta herramienta como líder o administrador de proyecto? La mejor sugerencia que te puedo dar es que prediques con el ejemplo, sé el primero en reconocer y mostrar a tu equipo los errores que cometiste, olvídate tú también del miedo.

    Si comienzas a utilizar esta práctica, te comenzarás a dar cuenta de la cantidad de conocimiento y aprendizaje que puedes obtener de tus errores garantizarás que en tu equipo un error no se cometa dos veces.

    Salón de los Fracasos de Spotify.

    Salón de los Fracasos de Spotify.

    Retrospectivas Post Mortem.

    Esta práctica va de la mano con la anterior, una retrospectiva Post Mortem (después de la muerte) es una reunión donde cada uno presenta los fracasos o errores que cometió en el último proyecto y, lo más importante, qué aprendió de ellos. Las reuniones pueden ser desde encuentros informales en un bar con tu equipo de trabajo, hasta grandes eventos que se promocionan a lo largo de toda la organización.

    Creo que está de más decir lo valioso de estas reuniones, considerando que actualmente hay eventos donde emprendedores hacen esto mismo y la gente paga por escucharlos. Sin embargo, quiero abordar brevemente los dos principales puntos en los que considero que el valor de esta reunión se ve reflejado:

      1. Las personas que asisten escuchan tus problemas, por qué ocurriendo y el efecto que tuvo en tu equipo posterior a ello. Con esta información, los asistentes saben que es lo que deben evitar en situaciones similares.
      2. Tú escuchas las opiniones, reacciones y sugerencias de los asistentes. Gracias a esto, puedes encontrar la solución que estabas buscando, si es que el problema aún no está resuelto, y ganar una nueva perspectiva para utilizar en situaciones futuras.

    Lo más importante a considerar en esta práctica, y la anterior, es el respeto; nunca debes permitir que alguien se burle, critique o reprima a alguno de sus compañeros cuando este esté presentando sus fracasos al equipo. Si no tenemos cuidado en esto, estaremos propagando la cultura del miedo en lugar de mitigarla.

    Espero les haya gustado esta entrada y recuerda, falla rápido y falla inteligente.

    , , , , , , ,

    PONTE EN CONTACTO

    Con gusto te ofreceremos más información de nuestros servicios