03/08/2018 AdministradorCEC_Des

Inventario de Código ¿existe?

Por Mariano

En una empresa de TI, especialmente en aquellas que se especializan en el desarrollo de Software, es muy común asumir que se trabaja sin inventario; desde la planeación administrativa y contable, hasta la gestión de proyectos nunca se considera el inventario como una variable de impacto. Sin embargo, con el reciente boom de nuevas filosofías de administración en proyectos de TI, nos dimos cuenta de algo que las empresas de manufactura vieron hace 50 años: Sí tenemos inventario y deberíamos estar reduciéndolo.

Imagina el proceso productivo en una fábrica de software tradicional, el equipo de desarrollo se sienta a trabajar en los 6 componentes que debe entregar a final de año para presentar al cliente el sistema terminado. El equipo trabaja cada componente durante periodos de dos meses en un ambiente local, haciendo revisiones periódicas con el cliente o usuario; al finalizar el año se entrega el código completo para implementar en ambiente productivo y finalmente ponerlo a prueba con usuarios reales. El equipo de operaciones se encarga de gestionar la implementación en ambiente productivo, y de detectar errores o necesitar modificaciones, regresa el código al equipo de desarrollo:

En la gráfica anterior podemos ver ilustrado este proceso de manera muy general, ahora me podrás decir: Mariano, ¿esto qué tiene que ver con el inventario? Muy simple, el problema con este tipo de esquema es que estamos almacenado un inventario digital desde que se completa la primera línea de código, hasta que se entrega el sistema completo a producción, e incluso de manera indefinida si es que este código regresa a mantenimiento o correcciones.

Aunque a simple vista esto no parece como un problema que nos debería de quitar el sueño, en realidad sí lo es. Si pensamos en una empresa de automóviles, mantener una bodega llena de su modelo más nuevo no sólo genera un gasto por sí sola, sino que además en cuanto el año termine y los modelos nuevos salgan al mercado, los autos almacenados comenzaran a perder valor día con día. Así mismo, el hecho de trabajar con el modelo tradicional nos expone a riesgos similares; como que el código que almacenamos no se utilice al momento de entrar en producción o que regrese a nuestras manos para modificarse porque no cumplió con ciertas especificaciones, corriendo el riesgo que las personas que trabajaron en el mismo hayan olvidado lo que hicieron o que incluso ya no formen parte de la empresa.

Por lo cual, podemos definir el problema del inventario en dos simples frases:

  • Todo el código que no se encuentra en producción es inventario.
  • El inventario no genera valor, al contrario, es muy probable que lo reste.

Estos dos problemas, junto con muchos otros más, se solucionan con las tres grandes filosofías que están revolucionando el mundo de las empresas de TI. DEVOPS, LEAN Y AGILE.

Lo que debes hacer, lo defino muy generalmente en tres pasos:

  1. En lugar de pensar en un proyecto, pensemos en un producto y desarrollemos prototipos que puedan ponerse y probarse en producción con usuarios reales en el momento que se terminan (Lean).
  2. Organicemos nuestro ritmo de trabajo en iteraciones, que nos permitan generar entregables que añadan valor al cliente constantemente en lugar de una sola vez al final del año (Agile).
  3. Eliminemos las fricciones entre el equipo de desarrollo y el de operaciones, para que tengamos una visibilidad de nuestro producto vivo en un ambiente productivo en todo momento y eliminemos los tiempos de espera entre la elaboración del código y su entrada en producción (DevOps).

Visualicemos el mismo proceso productivo de una fábrica de software, pero ahora implementado esta filosofía.

Un pequeño cambio que hace mucha diferencia, ya que de esta forma nuestro trabajo está generando valor desde la primera iteración, el equipo de desarrollo y operaciones trabajan en conjunto para detectar cualquier eventualidad a tiempo y eliminar fricciones y nuestro producto se mantiene actualizado como parte del mismo proceso, garantizando una mejora continua.

Tan sólo recuerda, el hecho que tu organización o maneje un inventario físico, no quiere decir que este no existe. Espero que les haya agradado esta pequeña entrada, nos leemos pronto.

Saludos.

, , , , , , ,

PONTE EN CONTACTO

Con gusto te ofreceremos más información de nuestros servicios